Abr 29, 2016 AUTHOR: MidaFoto
7 puntos imprescindibles que debe incluir el contrato con el fotógrafo de tu boda

Si has llegado hasta aquí, eso quiere decir que ya has pasado el proceso de preselección para el fotógrafo de tu boda. Has visto miles de webs de sus fotos, has escrito decenas de correos para pedir presupuestos y hasta has tenido la oportunidad de reunirte con varios de estos profesionales para comprobar cómo te sientes con ellos. Lo más probable es que ya lo tengas escogido. Ahora lo único que falta es firmar el contrato y finalizar el proceso de reserva con el fotógrafo de tu boda, así que no te agobies que ¡ya falta menos!
 
Sin embargo, aunque estéis agobiados y aún falten muchas cosas por hacer, hay algo que no os aconsejamos pasar por alto y es que Siempre, escucha bien, SIEMPRE es fundamental que firmes un contrato con tu fotógrafo de bodas. No importa si es un amigo de tu infancia que se dedicó a este mundo o si es un familiar fotógrafo o alguien super famoso recomendado por tu mejor amigo. Todo acuerdo entre dos partes debe quedar por escrito, de la misma forma como lo haréis con vuestro matrimonio.
 
Aunque suene trillado y algo empalagoso, el día de vuestra boda es el más importante del mundo, al menos hasta esa etapa de vuestra vida, y no querrán que los únicos recuerdos del gran día terminen engavetados por una mala elección del fotógrafo o peor aún, por no haber aclarado todos los detalles sobre la contratación.
 
Es por ello que te presentamos algunos puntos que, según nuestra humilde percepción, consideramos como los “imprescindibles” que debe tener este escrito:
 
1.- Datos de contacto: aunque parezca obvio, no siempre lo es. Hay que asegurarse que el documento incluya todos los medios de contacto como teléfono fijo, teléfono móvil, correo electrónico y dirección de ambas partes firmantes. Cualquier forma de contacto que les permita comunicarse será un plus.
 

2.- Detalles del evento: fundamental que en el escrito se detalle la fecha, la hora y el lugar donde se ejecutarán todos los escenarios, así como una breve descricpción de los mismos. Esto incluye la información de la sesión preboda, preparación de los novios, ceremonia, banquete o baile y sesión postboda (varía dependiendo de los servicios que se contraten).
 

3.- Detalle de los servicios contratados: cada boda es diferente y eso implica que no todos los contratos pueden ser iguales. Algunas parejas tienden a contratarnos sólo para la ceremonia, otro prefieren contratarnos todo el día de la boda con los preparativos de los novios incluídos o también están los que adquieren el paquete completo de sesión preboda y postboda. Así que en este punto se debe señalar específicamente por lo que se está contratando en ese momento. Si más adelante os animais y deseais contratar más servicios, se modifica con plazos máximos pero hasta el momento que firmen todo debe estar aclarado en detalle.

 

4.- ¿Qué recibirás?: más de una vez hemos escuchado casos de parejas que firmaron contratos y que no prestaron atención a este punto y a nuestro parecer es el más importante de TODOS. Y como creemos que no hay mejor enseñanza que la que se da a través de ejemplos, te contamos una breve historia de un caso de la vida real: Érase una vez una pareja, que llamaremos hipotéticamente Enric y Ana, que un día nos contaron la experiencia con su fotógrafo de bodas una tarde donde nosotros le contábamos la experiencia con el nuestro. Ana nos relataba lo chulas que habían quedado sus fotos y el trabajo tan increíble que había hecho el profesional con sus fotos. Hasta allí todo parecía perfecto. Sin embargo no todo fue así. Ana nos comentó que ellos SI que firmaron un contrato con su fotógrafo y que si creyeron entender lo que estaban firmando pero no fue así. Resulta que en el documento acordado se señalaba que las fotos que les entregaría el fotógrafo (por cierto de renombre) sería en un formato de albúm digital y no como el usual donde el profesional de imágenes entrega todo el compendio de fotos tomadas. ¿Qué quiere decir esto? Que su fotógrafo le hizo entrega del albún digital y el album físico, pero cuando decimos “album digital” nos referimos a un solo archivo con las 90 fotografías maquetadas en el albúm, con lo cual si Ana y Enric querían imprimir una foto para tenerla en el recibidor de su casa, no podían porque al estar maquetada, el archivo de la foto estaba en pequeño y la única manera de tener el archivo en alta definición para imprimir, era pagando un importe adicional al fotógrafo por cada foto que desearan. Si, es una vergüenza que alguien pueda hacer esto pero los hay, así que es imprescindible estar atentos a estas trampillas.
La mayoría de nuestros colegas no hace esto, pero en el caso que te encuentre con uno que lo haga así, sugiere cambios en el escrito. Si no son negociables, evalúa tus riesgos y si vale la pena.

 

5.- Precios y condiciones de pago acordadas: en este punto se debe señalar el costo total de los servicios contratados, las cuotas de pago (especificando el porcentaje y el importe), las fechas límites en las que se debe ejecutar cada pago y por supuesto la forma como se va a producir ese pago. Mientras más claro todo, mejor para todos.

 

6.- Políticas de cancelación: esta claúsula permite protegernos a todos, tanto a las parejas como a los fotógrafos. Los accidentes, las anulaciones, esas cosas pasan, pero se deben especificar de forma clara lo que sucedería en el caso de que ocurran como penalidades económicas para el que cancela, tiempos de notificación, etc

 

7.- Derechos de las fotos: generalmente el fotógrafo tiene todos los derechos de las fotos que realicen durante vuestra boda, sin embargo debe estar atado también a ciertas limitaciones relacionadas con los derechos de la pareja. Por ejemplo si el fotógrafo vende a una empresa una fotografía de vuestra boda, deberá contar antes con una autorización por parte vuestra para hacerlo. Además podéis ser remunerados también por eso. Una vez, leí un artículo donde una empresa pagó más de 15000 euros por una fotografía que utilizaron en una campaña internacional. Si llegase a suceder con una foto de tu boda, al menos deberías recibir una compensación por ello también, ¿no?. Sin embargo, esto en la dirección contraria no aplica, ya que por ningún motivo las parejas pueden llevar a cabo transacciones comerciales (venta de las fotos) con unas fotos cuya autoría no les pertenece.

 

A veces se suele decir “menos es más” pero en el caso del contrato con el fotógrafo de tu boda, el más siempre será el ganador!!! No dejes pasar nigún detalle por alto. Presta atención a todo y seguro que lograréis estar más tranquilos y con esa sabrosa sensación de que el producto final será el soñado.

 

Si habéis cumplido con todo, no nos queda más que deciros ¡Enhorabuena, ya tenéis al fotógrafo de vuestra boda!

Comments (1)

First Look: la última cita de los novios antes de la boda | Mida Foto

[…] para sacar buenas fotografías, pero si queréis fotos del first look en vuestro álbum de bodas, es importante que se lo recordéis al fotógrafo durante las reuniones previas y lo incluyan en el […]

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más info

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces click en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar