Feb 12, 2016 AUTHOR: MidaFoto
Sonríe y prepárate para posar…

La realización de un book es una experiencia divertida y dinámica, pon de tu parte y se notará en el resultado final.

Quizás no les sorprenda saber que hay más personas de las que uno supone inconforme con su imagen en una fotografía o no se reconocen en ella. Sin embargo, se pueden captar fotos geniales de alguien sin necesidad de que éste sea artista, un modelo, tenga gran belleza o sea esbelto; muchas de las veces es cuestión de salir de la zona de confort, sobreponerse a los límites y atreverse.

Las razones para hacerse un book personal es material para otra nota, en ésta nos ocuparemos de cómo lograrlo.

 

Un buen retrato es algo mágico…

En una fotografía actúan mínimo dos. Los grandes maestros de la imagen saben bien de fotogramas, pues la fotogenia es un trabajo en equipo.
 
El fotógrafo elige el plano, prepara la luz, dispone el enfoque y dispara. Contará con técnica, experiencia y hasta algunos trucos para hacer funcionar la química. Quien está al otro lado del objetivo, por su parte, debe dejar fluir su esencia, pues lo crean o no, al lente no se le puede engañar.
 
El secreto para que ambos, fotógrafo y fotografiado, estén contentos con el trabajo se esconde en “la segunda piel”, la belleza del alma.

 

Prepárate para ser tú mismo y mirar a la cámara como a una persona…

La naturalidad es el secreto para que una persona se reconozca en la foto. El lente registra el pensamiento y lo hace a través de la sonrisa, la mirada y la postura. La fotogenia es una combinación de físico y actitud. No debe dar pena mostrar las emociones.
 
Sólo toma en cuenta algunas indicaciones de cómo posar y ensaya en el espejo ante de pararse frente a la cámara, para que cuerpo, mente y alma comuniquen lo mismo.
 
Una postura firme y recta es sinónimo de éxito. Denota seguridad y actitud positiva. Coloca los hombros hacia atrás y deja caer el peso sobre una pierna. Si no sabes qué hacer con los brazos, coloca sutilmente una mano en el bolsillo o sobre la cadera.
 
Ladea un poco el cuerpo si deseas estilizar visualmente la figura. Giren la cabeza para dar una sensación de naturalidad y ligereza. Usa una sonrisa sencilla que denote espontaneidad y lleva la mirada al horizonte.
 
Para lograr una pose de modelo lo mejor es hacerlo sin fingir o forzar la sonrisa, muévete con delicadeza y firmeza al mismo tiempo.
 
Si lo que buscas son fotos sexy, puedes pensar que posas para alguien que les gusta y trates de seducirlo.
 
Busca que la luz bañe la parte de su cuerpo que quieras resaltar.
 
¿Te gusta las fotografías de espalada? ¡Coloca la barbilla ligeramente sobre el hombro y deja entre abierta la boca!
 
Una pierna por delante es un clásico de las celebrity para conseguir una silueta más delgada.
 
El atuendo también influye en el resultado final, por lo que te debes sentir cómodo con la ropa que te hayan o hayas elegido.
 
No descuides tu aspecto físico, no olvides que el objetivo es lograr una imagen de vuestro agrado.

Por último, no te apresures… las buenas fotografías toman su tiempo, relájaos todos y disfrutad. Al principio, cuesta soltarse, luego es tan agradable que no querras que termine.

Comments (0)

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más info

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces click en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar